Como empezar y acabar un texto en Español

“La práctica hace al maestro” como dice Carlota mi profesora de Español Avanzado y aquí estoy de nuevo para explicaros mis avances en el idioma de Cervantes.

Hoy hemos seguido hablando de las diferentes introducciones y conclusiones que podemos usar para redactar un texto en español correctamente. 

Introducción Cita. La introducción-cita es una de las formas más utilizadas eficaces para atraer la atención del lector. Puede tratarse un proverbio, de unos versos de un poeta o de la frase pronunciada o escrita por una persona más o menos famosa. Es importante que el contenido de la cita se ajuste de manera no forzada al tema del texto. 

Quien desee utilizar citas en sus escritos tendrá que construirse un auténtico archivo propio, anotando pacientemente en el curso de sus lecturas frases o textos breves, interesantes incluso fuera de su contexto. 

Introducción-Interrogante. La introducción-interrogante plantea un problema. El texto posterior describe su desarrollo y, en ocasiones, añade otros interrogantes que ilustran los diferentes aspectos de la cuestión inicial. Este tipo de introducción, como el anterior, tiene la ventaja de la inmediatez: el escrito aborda su asunto principal desde el inicio, de la forma más directa posible. 

Introducción-Analogía. La introducción-analogía establece una comparación entre el tema del escrito y otra situación. Su objetivo es explicar el problema aprovechando un contexto similar que sea capaz de atraer la atención inicial del lector.

En cuanto a las conclusiones, también son muy relevantes pues transmiten la última idea con la que se va a quedar el lector.

Conclusión con anécdota. La conclusión con una anécdota, una historia, un hecho concreto, una imagen afortunada, recupera el hilo de todo el texto a través de elementos narrativos o visuales que atraen la fantasía y la imaginación del lector, dejándole un buen recuerdo del escrito. 

Conclusión con breves afirmaciones. Del mismo modo que puede construirse la introducción a partir de una frase breve, existe una conclusión con breves afirmaciones. Este tipo de conclusión sigue a un período que representa el verdadero final del texto, y se plantea como un eco, una resonancia que profundiza en él. A menudo este añadido está constituido por un fragmento, una frase sin verbo explícito. También en la conclusión de un escrito es posible utilizar citas de todos los tipos, siempre que se adapten al tema tratado. 

Conclusión-cita. También en la conclusión de un escrito es posible utilizar citas de todos los tipos, siempre que se adapten al tema tratado.

Conclusión-interrogante. La conclusión-interrogante plantea al final del escrito las cuestiones no resueltas, los problemas abiertos a las hipótesis de futuro.

Conclusión-analogía. La conclusión-analogía establece un parangón entre el tema tratado y una situación que ofrece similitudes con él, únicamente en el párrafo de conclusión. Se trata de una última imagen o idea que se utiliza para reforzar los asuntos ya tratados.

Espero que estos tips os ayuden a comenzar y acabar mejor vuestros textos en Español, como siempre gracias de todo corazón a mis profesores por su paciencia y dedicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Cuando cambiar los neumaticos del coche

Mar May 18 , 2021
Los neumáticos de tu vehículo juegan un papel crucial en la seguridad del mismo, y por este motivo deben estar en perfecto estado. Para conseguir las mejores ofertas te invito a que visites https://www.aurgi.com/, porque allí encontrarás todo lo que necesitarás para cambiarlos a los mejores precios. Pero, es probable […]

Puede que te guste